DECÁLOGO DE LA
CIRUGÍA DE LA OBESIDAD

La Cirugía Bariátrica es el tratamiento de elección, para reducir peso y mantenerlo, en una obesidad mórbida.

La Cirugía Bariátrica es una cirugía mayor con un riesgo de complicaciones graves de hasta un 10% y un riesgo de mortalidad entre el 1% y el 2%.

La Cirugía Bariátrica no es una cirugía estética sino curativa o de control de una enfermedad grave como es la obesidad.

La Cirugía Bariátrica, dadas sus características, debe de ser realizada por un cirujano general especializado en obesidad.

El paciente que va a someterse a Cirugía Bariátrica debe de ser plenamente consciente de las ventajas y riesgos de la misma, estar fuertemente motivado y contar con el apoyo de sus allegados.

La Cirugía Bariátrica requiere un control dietético durante los meses de pérdida de peso, así como una reeducación de los hábitos alimenticios.

La Cirugía Bariátrica requiere un control de por vida del paciente, con el objeto de evitar complicaciones a largo plazo.

Tras la Cirugía Bariátrica no es aconsejable el embarazo en los dos primeros años. En cualquier caso, su ginecólogo debe conocer que ha sido sometida a esta operación.

Es posible una reparación estética tras lograr un peso definitivo, a partir de los dos años de la cirugía.

Antes de tomar una decisión tan importante como esta, consulte todas sus dudas a los especialistas o a las personas que ya han pasado por esta experiencia.

© Dr. Antonio Martín Duce